SALUD VISUAL

Degeneración Macular

La degeneración macular relacionada con la edad (DMRE) es una lesión o colapso de la mácula. La mácula es un área pequeña en la retina (un tejido sensible a la luz que recubre la parte posterior del ojo). La mácula es la parte de la retina responsable por la visión central, la cual permite ver detalles finos claramente.

Causas

Las causas de la degeneración macular incluyen la acumulación de depósitos llamados drusas por debajo de la retina, y en algunos casos, el crecimiento de vasos sanguíneos anormales, también debajo de la retina. Con o sin tratamiento, la degeneración macular por sí sola casi nunca causa ceguera total. Las personas con estados más avanzados de degeneración macular relacionada con la edad pueden seguir teniendo una visión periférica útil. En muchos casos, el impacto de la degeneración macular en su visión puede ser mínimo.

Síntomas

  • Visión borrosa a distancia y/o de lectura.

  • Necesidad de luz más brillante para ver de cerca.

  • Los colores parecen menos intensos o brillantes.

  • Visión nublada.

  • Dificultad para ver cuando hay transición de luz brillante a luz baja (por ejemplo, entrar a una habitación con poca luz desde afuera).

  • Dificultad o incapacidad de reconocer los rostros de la gente.

  • Manchas o áreas borrosas en la visión central.

Tipos de Degeneración Macular

Degeneración macular seca

La DMAE seca constituye el 85 % de todos los casos de degeneración macular asociada a la edad. Aunque su incidencia es mucho mayor y la discapacidad visual que provoca es muy grave, erróneamente se considera más benévola que la húmeda, por presentar una evolución lenta a lo largo de los años.

En este tipo de degeneración macular la pérdida de agudeza visual es más lenta, lo que proporciona una visión central aparentemente buena.En el caso de la lectura, aunque el paciente puede ver bien cada una de las letras de forma independiente, no puede ver la siguiente ni las anteriores. No es capaz de encadenarlas y, en consecuencia, no puede leer.

Degeneración macular húmeda

La DMAE húmeda es la forma menos frecuente de degeneración macular asociada a la edad (cerca del 15 %), pero es la que tiene una progresión más rápida. Necesita tratamiento inmediato para evitar que se destruya la visión central de forma irreversible en un periodo corto de tiempo. 

Los enfermos  pierden progresivamente la visión central, lo que conlleva dificultades para realizar tareas de precisión, como conducir, leer o escribir. Los afectados pueden no reconocer la cara de una persona, pero sí caminar sin tropezar y mantener una cierta autonomía. Por otra parte, la estimación de las distancias y las alturas puede estar alterada, por lo que puede resultar difícil subir y bajar escaleras.

Diagnóstico

Muchas personas no saben que tienen un problema macular hasta que perciben que su es visión borrosa o distorsionada. Exámenes de los ojos realizados con regularidad por un oftalmólogo pueden ayudar a detectar problemas o estados primarios de la degeneración macular, antes de que usted los note.

La degeneración macular relacionada con la edad se detecta haciéndose un examen completo de los ojos que incluye:

  • Prueba de agudeza visual. En esta prueba se usa una tabla optométrica para medir su vista a diferentes distancias.

  • Examen con dilatación de las pupilas. Para dilatar o agrandar las pupilas, el oculista le pone unas gotas en los ojos. El oculista mira a través de un lente de aumento especial para examinar la retina y el nervio óptico para ver si hay señales de degeneración macular u otros problemas de los ojos. Después del examen, su visión de cerca podrá permanecer borrosa por varias horas.

  • Tonometría. Se utiliza un instrumento para medir la presión dentro del ojo. Para esta prueba, el oculista puede ponerle unas gotas para adormecer sus ojos.

Es posible que su oftalmólogo también le haga otras pruebas para aprender más sobre la estructura y la salud de sus ojos.

© 2017by Dra. Ma. Elena Morales. Oftalmóloga